Archives par mot-clé : Muerte

Alain Vanier : Un regreso sobre la adolescencia.

Retomando la interrogación sobre la adolescencia como un fenómeno social y subjetivo con D. W. Winniccott y J. Lacan este texto intenta precisar lo que está en juego durante ese periodo ; a saber, una nueva articulación entre el placer y el cuerpo a partir de « los tres tiempos de la metáfora paternal », es decir, del Edipo.

Adolescence, 2016, 34, 2,251-260.

Anne Tassel : del infanticidio al parricidio, una interpretación del pasaje al acto. « Como si el interior exigía estar afuera »

Con las muertes en la familia, Florian Houssier, analiza la necesidad de un vínculo originario entre el infanticidio, el parricidio y el fratricidio, y los deseos inconcientes que constituyen los elementos organizadores y subversivos del vínculo familiar propios a obligar al adolescente a elaborar la función de transformación.

Adolescence, 2013, T. 31, n°3, pp. 745-752.

DANIEL OPPENHEIM : EL ADOLESCENTE CANCEROSO Y LA BELLEZA

El adolescente, sometido a la fealdad inherente al cáncer y a la muerte posible, precisa hallar de nuevo la belleza del mundo y la suya propia, para salir de la alienación causada por la experiencia del cáncer y afirmar que la muerte no ha impuesto su ley inhumana, independientemente de que el paciente alcance o no la curación. La búsqueda de su belleza ocurre al dejar de implicarse en los signos visibles del cáncer, mediante el redescubrimiento de su identidad, los diversos actos de creación, la afirmación de la unicidad de su presencia en el mundo. Empero, él o ella no puede lograrlo solo(a). Debemos, mediante nuestra mirada y nuestra escucha auténticas, descubrir su belleza y la nuestra.

gardey a-m. : regresión y construcción a posteriori. seropositividad y

Este artículo presenta un caso clínico donde un “ encuentro desafortunado ” en la vida real –el anuncio de su seropositividad– contribuyó a la regresión temporal directa del sujeto hacia el momento de su adolescencia en el que un movimiento de reorganización psíquica se había visto detenido. Discutimos aquí dicha regresión hacia lo infantil, que acarreó la renegociación ulterior del conflicto edípico. La renegociación se había detenido bruscamente, al morir el padre, cuando el sujeto tenía quince años. Proponemos la hipótesis de que esto pudo producirse en una reorganización progrediente, donde la confrontación con la muerte propia por venir brindó finalmente al sujeto la oportunidad hasta entonces incierta de identificarse con el padre a través de la muerte, permitiéndole así reanudar una relación filial, mediante una rehabilitación de su función. La seropositividad del paciente parece haber sido el precio impuesto por dejar a un padre pregenital grandioso impropio para la identificación, en aras de la construcción de un padre edípico, idealizable y estructurante.

stéphane bourcet, camille rossi : quejas hipocondriacas a la adolescencia

Las quejas hipocondriacas frecuentes durante la adolescencia son una demanda hecha al otro y van dirijidos a un objeto de amor o de odio. El adolescente viene a quejarse, y poner como testigo a los otros de la efracción traumática inducida por la pubertad. Las quejas hipocondriacas llevan una carga afectiva narcísica masiva. El organo, del cual el adolescente se queja condensa el cuerpo traumatizado en su globalidad por la genitalización. El cuerpo centrado por sus quejas múltiples es un lugar de proyección cristalizando en la masa corporal todo pensamiento que vuelve a ser asignificante. El adolescente hipocondriaco está animado por una fantasía muy activa de inmortalidad ; este parece substituir la dimensión temporo-espacial de la enfermedad al tiempo y al espacio de la existencia humana marcada por su finitud.

isée bernateau : el tiempo inmobilizado

Fantasio y Leonce los dos heroes adolescentes de comedias epónimas de Musset y Büchner estan bajo el control de una temporalidad inmobil sinónimo de aburrimiento, de repertición y de vacio. Esta temporalidad conduce hacia la muerte vista como la única realidad del momento que salen de fuera del tiempo edénico de una infancia, dónde la fantasía del niño muerto sería el simptoma. Esa relación al tiempo desesparada, sería el signo de un traumatismo que a la adolescencia representa el encuentro con el objeto genital. La muerte es puesta en primer plano, y ello para protegerse de lo sexual. La suspensión del tiempo sería la estrategia dramática realizada para retardar el encuentro de amor temido.

myriam frégonèse : variaciones sobre la muerte y el simbolo

Invitado por su terapéuta a escribir de la manera la más libre que sea un jóven adolescente de quatorce años tratado en hospital del día va a exponer una evocación que traerá diversas representaciones de la muerte. A ella, Dan, tratará de hacer corresponder una forma de respuesta potencialmente saludable. Y la mayoria del tiempo ello, és posible por medio de la evocación de diferentes personajes romanescos. Su descripción sera finalmente acabada por una escena dónde la muerte y el símbolo vendran a unirse como una manera de pretender un encuentro estructurante.

WEISMANN-ARCACHE CATHERINE : LA ADOLESCENCIA SABIA : PENSAR A LA MUERTE PARA SOÑAR DE AMOR

A partir de una investigacion longitudinal sobre los ninos y adolescentes con alto potencial intelectual, quiero evocar el camino de dos « bébés eruditos » volvidos adolescentes eruditos, y su relación a la traumatofilia y a la muerte. Desarrollaré dos visiones clínicas, la primera respeto a la infancia y a la adolescencia de Blaise Pascal y su pasión por las matematicas ; la segunda es una estudia longitudinal que cuenta la pasión enamorasa de Ariane, une jovena chica con alto potencial intelectual quien encontré a las 8 anos y a las 14 anos. Traumatismos por exceso y traumatismos predefinido construyeraran bébés y adolescentes con alto potencial intelectual, será mi primer hypotesis. Mi segunda hipótesis se refiere al movimiento traumatofilico que viene a fortalecerse o volverse a violentar el proceso de separación : para el adolescente erudito, la pasión enamorada hace no necesita de la separación.

BERNATEAU ISEE: MORIR DE AMOR

El amor y la muerte, en vez de oponerse, a veces se encuentran en la adolescencia. En Léonce et Léna, de G. Büchner, los heroes adolescentes epónymos evocan la muerte y sus representaciones que le estan asociadas, el niño muerto o el suicidio, en el momento en el que se encuentran y se enamoran el uno del otro. La muerte symboliza y condensa la amenaza de pérdida que el descubrimiento del objeto genital hace surgir. Esta convocada por el adolescente para « enfriar » y contra-invertir una pulsionalidad de la que teme la coloracion incestuosa.

MORHAIN YVES: LE SPLEEN ADOLESCENTE

La adolescencia es un momento de gran vulnerabilidad de la identidad a causa de disturbios internos causados por la erupción de la pubertad y las consecuencias reales de su economía psíquica. Esta identidad es inconcebible sin una reunión obligada para cualquier adolescente con la cuestión de la muerte y de su resultado. El autor intenta examinar cómo en una sociedad moderna mélancoliforme el adolescente, que está en presa de esplín de Baudelaire (spleen de Baudelaire), está poniendo a prueba su capacidad para sobrevivir a la experiencia de confrontación con la muerte, que depende de su devenir adultos psíquica.