Archives par mot-clé : Mirada

Mario De Vicenzo: el doble limite: de la mirada al pensamiento

Este artículo, trata de demostrar la relación existente entre la experiencia especular primaria y la constitución de los límites YO/OTRO. La exploración de un caso clínico, permite de apreciar la importancia de la mirada del otro como condición necesaria, al despliegue de los procesos de subjetivación y la articulación a un doble limite dentro-fuera e inconsciente –preconsciente-consciente.

Adolescence, 2020, 38, 1, 135-138.

Raquel A Barreira Rolim, Isabelle Letellier : transgresiones sexuales y amor a la adolescencia : el real en la mirada del otro

Los autores estudian la función de la mirada y las vicisitudes clínicas en la confrontación del adolescente a lo real de lo sexual, a partir de dos casos clínicos en el cual la mirada viene a cristalizar el trauma después de la confesión al otro de una transgresión sexual.

Adolescence, 2014, 32, 1, 199-208.

DANIEL OPPENHEIM : EL ADOLESCENTE CANCEROSO Y LA BELLEZA

El adolescente, sometido a la fealdad inherente al cáncer y a la muerte posible, precisa hallar de nuevo la belleza del mundo y la suya propia, para salir de la alienación causada por la experiencia del cáncer y afirmar que la muerte no ha impuesto su ley inhumana, independientemente de que el paciente alcance o no la curación. La búsqueda de su belleza ocurre al dejar de implicarse en los signos visibles del cáncer, mediante el redescubrimiento de su identidad, los diversos actos de creación, la afirmación de la unicidad de su presencia en el mundo. Empero, él o ella no puede lograrlo solo(a). Debemos, mediante nuestra mirada y nuestra escucha auténticas, descubrir su belleza y la nuestra.

PHILIPPE GIVRE : EL ROSTRO DESFIGURADO POR LOS OJOS

A qué estética nos remite el cuerpo anoréxico? Ni la búsqueda de lo bello o ni la grandeza de lo sublime parecen corresponder a la estética anoréxica, siendo posible poner en evidencia nexos más serios con la estética de la fealdad. Según Murielle Gagnebin (cf. La fascination de la laideur), la seducción de lo feo remite tanto a una nostalgia de la niñez como a la enfermedad de la temporalidad sobre el hombre. La muerte, el tiempo y la fealdad entretejen así afinidades estrechas. Lo feo no puede ser considerado simplemente como el envés de lo bello, ya que al hacernos ver lo que generalmente se disimula o se sublima raya en los límites de una sexualidad regresiva y perversa. Por ende, la estética de lo feo obedecería a la imperiosa necesidad de familiarizarse con las figuras espectrales pertenecientes al universo del narcisismo de muerte. En tal sentido, el “más acá psicoanalítico de lo feo” arroja nuevas luces sobre el contenido y la tonalidad de las fantasías anoréxicas.

Adoptando una modalidad similar a la estética de lo feo, la estética onírica de los anoréxicos revela las sombras sofocantes y asfixiantes del narcisismo de muerte tras las cuales se agitan, hormigueantes, fantasías donde la oralidad canibalesca y las angustias de devoración se entremezclan con fantasías de penetración y de violación. Por lo tanto, las ogresas de ímagos y de objetos de amor perdidos para siempre parecen no tener a su disposición sino su cuerpo, y la fascinación del Otro que de él emana, para denunciar cabalmente el dominio que ejercen sobre ellas espectros vampirescos incorporados en tiempos inmemoriales.

gérard bonnet : la mirada. una señal precursora del enigma

Es a penas, después de alrrededor medio siglo, que la filosofía y las ciencias humanas consideran la mirada por sí misma, y estudian su presencia y su acción en la vida actual y en la historia. Basandose en investigaciones recientes de los historiadores de mentalidad. El autor sigue paso a paso la manera en que se desarrolla la emergencia de dicho interés de manera de hacer sobresalir la especificidad de la noción freudiana correspondiente.
El nos muestra enseguida, como la psicoanálisis a llegado progresivamente a situar la mirada en el seno de los objetos que rigen nuestra vida inconsiente. A veces confundida con el sexo, con una instancia del super ego o tutelar a este, o con un objeto parcial. Habría que fefinir, como la señal precursora del mensaje enigmatico condensa el centro sexual del mensaje propulsando al sujeto a darle cuerpo de una manera u otra.

philippe gutton : el faro

La sesión y su continuum en la vida cotidiana se debe pensarla como una relación en la tiercidad ; « dos personas se miran », se encuentran unidas y comprometidas sobre una misma mirada de otro ; un grupo se constituye la confianza o la ilusión compartida. El faro al principio desconocido (extranjero) inspira cambios cada vez más y más familiares : Hablar remplaza el ser mirado . Las interacciones que definen el lugar, podrían gracias a esta construcción tercera ser interpretadas y reconstruidas.

france audiffred :«¿ es que podemos ir dode nunca vamos ? »

En la clínica de institución los adolescentes ciegos generalmente hacen entender su sufrimiento y su preocupación de no ser vistos. Salir de la invisisbilidad, supone confrontarse a la mirada del otro esencial a la validación especular y a la cuestión de la ausencia y la pérdida ocasionada por la privación sensorial.

BONNET GÉRARD : MARILYN MONROE, ULTIMAS ENTREVISTAS. EL EXHIBICIONISMO FEMENINO EN SU APOGEO.

M. Schneider propone en su libro Marilyn últimas entrevistas la manera en que trascurre sus últimos treinta meses, es decir la última fase del análisis de Marilyne Monroe con Ralph Greenson y demuestra el aspecto pasional de esta relación. Se pone en evidencia la problemática exhibicionista de la actriz lo que habría permitido de aprofundizar el rol de dicho análisis. El autor explica los datos de la clínica del exhibicionismo en particular en el caso de la mujer para mostrarnos que ello esta presente y que aclaran por una buena parte la manera en que las cosas han evolucionadoExhibitionnisme,

daniel marcelli : mi ojo : respuesta a gérard bonnet

Mirándose en los ojos los seres humanos cambian radicalmente de modo de comunicación : por esa mirada cruzada buscan la intención del otro y por consecuencia se abren al espacio imaginario y de fantasías allí donde la visión del reino animal se queda en la búsqueda de indicios. Tal es nuestro argumento en la obra Los ojos en los ojos es el hilo conductor de la respuesta a G. Bonnet.

gérard bonnet : el ojo o la mirada ? a propósito de algunos escritos recientes centrados sobre la cuestión de la mirada

El autor analiza varios artículos y obras que se han consagrado al rol capital de la mirada en las diferentes relaciones humanas. El nos resume las principales enseñanzas y nos hace compartir su decepción a la ausencia de concertación e intercambio que los caracteriza cuando se trata de un sujeto particularmente conflictual. Ello se debe sin duda alguna al hecho que no se tiene suficientemente cuenta de los aportes de J. Lacan en lo que respecta a la diferencia entre el ojo y la mirada.