Archives par mot-clé : Paradoja

Aymeric Philonenko: el adolescente y su familia en lucha contra lo paradójico

La lectura metapsicológica del fenómeno del doble bind y del psiquismo paradójico autoriza la comprensión de su importancia en la (des) estructuración psíquica del sujeto; así como la elaboración de manifestaciones transferenciales y contra transferenciales que implican; así el reconocimiento es una variable terapéutica mayor; Finalmente, el concepto de paradoja permite en primer lugar de relanzar el trabajo y “un juego” de interrogaciones de los limites y las fronteras a la adolescencia.

Adolescence, 2020, 38, 1, 177-189.

Jean-Michel Rey: Hipótesis para encontrarse

Es necesario retornar a la filosofía y a la literatura para abordar un propósito tan consistente como el de «transmisión e identidad» : una paradoja griega sobre la identidad en el tiempo; el Elogio de la locura de Érasme; el «miembro fantasma en la obra» de J. Michelet; una remarca de H. Bergson sobre las maneras de decir; una proposición de C. Péguy sobre la educación, «La carta al padre» de F. Kafka y algunas otras referencias de actualidad o inactuales.

Adolescence, 2017, 35, 2, 247-259.

Sylvie Le Poulichet : del trauma a la pasión : cuando el cuerpo se hace pregunta

Para los adolecentes, cuya historia está marcada de numerosos traumatismos del nacimiento, sucede a veces que una entrada en la pasión – por analogía con los sufrimientos de Cristo antes y después de su crucifixión – constituye una solución. A través un caso clínico de una adolescente anoréxica ; este texto muestra como la pasión por los traumas permite de poner en escena la historia de muertes reales o anunciadas y decir cómo es que el cuerpo se hace pregunta para el otro recubriendo el ámbito fundamental del deseo.

Adolescence, 2015, 33, 1, 47-59.

JEAMMET PHILIPPE : LOS RITOS A LA ADOLESCENCIA

Los ritos de iniciación son característicos de la adolescencia y entre los más organizados que existen, ponen en juego el cuerpo y todo lo relacionado con la sexualidad. Los ritos corresponden a una habilitación de las amenazas que pesan sobre un individuo y sobre un grupo. Son hechos para apoyar a la persona e integrarla en el mundo de los adoults. Deben, por su propia ambigüedad responder a esta situación paradójica, siendo ellos mismos los que pidan lo que en realidad los otros imponen. Permiten una co-creación por el grupo y el individuo de un espacio común de mediación. Evitan así la potencial violencia de la confrontación narcisista de los territorios. Se expresan por el actuar pero dan el paso a una confianza compartida, fundamento de la simbolización.

nicole jeammet : edith stein o del control al abandono de si mismo

Este articulo tentara de combatir las ideas recibida sobre la experiencia mística y intentara restituir las historias del que las vive para mostrar la posibilidad creativa, después de haber evocado el “ arbusto ardiente ” es la historia de Edith Stein que es interrogada para tratar de mostrar como su encuentro con Cristo, si ella recapitula las experiencias hechas, le abre un avenir y le permite de acceder a otra aprehensión del mundo. Los conflictos que se habían quedado no resueltos encuentran en el área de las paradojas una resolución posible tratando de reducir los clivajes y de pasar de la dificultad a una relación de dependencia a otro donde se descubre la verdad humana del abandono.

Adolescence, 2008, T. 26, n°1, pp. 117-129.

odile falque : mística de lo cotidiano con etty Hillesum

De lo mística, no se puede hablar y no se puede no hablar. Ello consiste a quedarse en la ilusión y la tensión de las paradojas tales que la vida y la muerte, por medio de un relance de los procesos del adolescente que Etty Hillesum sitúa a partir de la pubertad. Ello nos envía a lo originario y se trata de salir de ello. Es todo el objetivo de su encuentro con su psicólogo, Julius, Spier, dicho encuentro es en un primer tiempo erotizado, en la trasgresión, luego es idealizado y sublimado en el descubrimiento a la vez de la capacidad de estar solo, de pensar, de sonar, de rogar por los dos buscadores de Dios.
La experiencia mística se enraíza alrededor del sentimiento de gozo, la trasgresión y la muerte.
La mística de lo cotidiano, puede decirse en la economía psíquica del sujeto en los movimientos de una sobre-inversión libidinal o de retiro de la inversión y re-inversión en la realidad cotidiana que aporta una energía renovada, por ello, aprofundizar y alargar el espacio psíquico y espiritual, el interés hacia los otros, y la misión a cumplir, el testimonio a dar. Tal fue el camino quede Etty Lillesum, místico que se quedo en camino hacia la muerte, la sobre vivencia a sobrevivir en su diario, Una vida destrozada, escrita entre 1941 y 1943 de Amsterdan a Auschwitz.

Adolescence, 2008, T. 26, n°1, pp. 23-39.

philippe gutton : aradojas de metamorfosis

La metamorfosis instaura una contradicción paradójica entre originalidad y programa, « azar y necesidad », « desorden y orden » « diferencia y similitud » « sujeto y asujetamiento ». Abriendo una reflexión entre sublimación y control. Su desarrollo en el tiempo es también paradójico puesto que la ilusión pubertaria es creadora en la mediada de su oscilación con la desilusión. Apoyándose sobre la formulación fundamental de R. Kaes del cual no sabremos dejar del lado las paradojas ; el sujeto es en primer lugar un « inter-sujeto » la metamorfosis pubertaria es una manera ejemplar del inter-sujeto. Ella incluye en su procedura misma el otro. Ningún cambio estructural solitario. Lo pubertario no es un re-encuentro del objeto si no mas bien una revelación de la alteridad genital.
El contrato de la metamorfosis se agranda singularmente cuando designa la creación en movimiento de un vínculo entre el sujeto y la sociedad, el individuo y el conjunto, discurso singular y referencia cultural.

Yves Morhain : Paradojas « del encierro » de adolescentes y de jóvenes adultos asesinos : entre destructividad y creatividad

La actualidad de la delincuencia que se manifiesta por la agresión contra el otro, su prójimo, a menudo brutal o como una explosión de destrucción inmediata releva de lo arcaico y que se refiere a la existencia subjetiva del sujeto. Los actos jurídicos proponen formas de re-educación social y de prevención centradas sobre el acto transgresivo, desorganizador y no toman en cuenta el potencial refundador, lo que trae como consecuencia el « encierro » de esos adolescentes y jóvenes adultos difíciles, reproduciendo al interior de los muros de la cárcel una estigmatización de los que cometieron faltas.
En lo que parece un impase, el « encierro » puede operar e introducir la dinámica de un pasaje si se instaura dispositivos de mediación terapéutica que somete al adolescente violento a un trabajo de re-elaboración psíquica y relanza la dinámica subjetiva ; abriendo el acceso a satisfacciones pulsionales constructivas, creativas y cerrando el paso a la dinámica de descarga. Esos espacios de transformación podrían dar lugar a la simbolización y reposicionar esos jóvenes en un sector de ínter subjetividad, en una comunidad de intercambios que les permita de encontrarse y apoyarse en un espacio que tome en cuenta sus posibilidades.

Adolescence, 2013, 30, 4, 797-813.