Archives par mot-clé : Superyo

ANNE JURANVILLE : EPILEPSIA Y TRAUMATISMO INFANTILES. REFLEXIÓN SOBRE UNA FORMA CONTEMPORÁNEA DE POSESIÓN.

Este artículo retoma el hilo de la interpretación freudiana de Dostoievski y el parricidio, para abordar la cuestión del estatuto psíquico de ciertas formas de crisis epilépticas entre niños y adolescentes, asociadas a situaciones traumáticas. Se intenta desprender la dimensión específicamente psicosomática de la crisis, a manera de defensa incorporativa de esencia melancólica. Dicha crisis contribuye al advenimiento de un ” sujeto ” (en realidad desubjetivado), poseído por el Superyo ” obsceno y cruel ” mencionado por Lacan. La crisis aparece como un luto imposible, en la medida en que, por su violencia de naturaleza pulsional, ” recupera ” la carga libidinal del trauma y lo repite de modo ” infernal ” (Freud). Las perspectivas terapéuticas que implica semejante función paradójica del traumatismo son una prolongación del diálogo teórico y clínico entre Freud y Ferenczi.

ELISABETH BIROT : DEPENDENCIA A LA DROGA Y DEPENDENCIA DEL YO AL SUPERYO.

La problemática de la dependencia debe ser entendida según sus vínculos con un objeto cuyo estatuto de interioridad o de exterioridad requiere continuamente una redefinición. Un caso clínico de adolescente permite ilustrar la dependencia del Yo a una instancia del Superyo exteriorizada ; omnipotente y destructora ; escindida de su polo tutelar y protector del narcisismo. El uso de drogas permite entonces responder, sin hacerlos entrar psíquicamente en conflicto, a los ideales contradictorios de tal instancia : el acceso a una posición omnipotente y la satisfacción de la exigencia punitiva.

gérard pirlot : el placer culpable del remordimiento …o aquel de los dientes mordiendo el ojo del inconciente

Si, en el caso del paciente denominado, Didier, descrito por Bonnet Ha sido necesario todo un trabajo terapéutico, para que una vez consolidado las bases narsícicas podamos ver aparecer los remordimientos como punto de partida de un verdadero trabajo psicoanalítico. En el caso del paciente nevrótico, las cosas pueden ser diferentes. El remordimiento, desde un inicio, en efecto, muchas veces dá cuenta de un importante apego al imago maternal, lo cual va limitar toda posibilidad de una culpabilidad, subjetivamente asumida. Así, a partir de un ejemplo clínico de un sujeto en análisis y luego de haber comparado el remordimiento y el reproche y de haber evocado los vínculos entre el remordimiento y el auto-sadismo (sadismo narcísico). El autor, siguiendo en ello, las diferentes etimologías, francesa y alemana del término remordimiento trata de definir metapsicológicamente lo que ese término conlleva.
La economia pulsional del remordimiento parece ser la que mete en juego un sadismo oral mezclada a la pulsion scópica y de poder. Su dinámica, es aquella de un conflicto de fuerzas psíquicas que pueden ir de la percepción alucinatoria (cf. pesadilla) a la somatización (vertigos, estados segundarios, etc) o pasar por el acto . En fin su tópico es aquella de un clivaje del yo delante de la fuerza castratriz delsuperego maternal y totémico (ley del talion). En la regresión, sádica oral (canibalica) que la caracteriza, el remordimiento, es una forma de regreso del funcionamiento psíquico en la cavidad primitiva, descrita por Spitz, la cual sirve de receptaculo al self del yo. (las bases narcísicas de este). El sujeto sometido a sus remordimientos así como Cain y Edipo, quienes son sometidos subjetivamente a una culpabilidad, que amenaza la cohesión del self y de su yo ; puede regresionar de manera solitaria al remordimiento hasta alcanzar repetitivamente su yo atravez de un superyó maternal insistente y castrador. El tratamiento psicoterapéutico y analítico del remordimiento pretenderá, por medio de la palabra transferir sobre el psicoanalista la culpabilidad a la base de ese remordimiento a fin de liberarlo decaracteristicas de autosadismo y autoerorismo que comporta el remordimiento.

claude savinaud : abuso y afectos

En nuestro encuentro con un cierto número de adolescentes que habían cometido crímenes sexuales, nosotros constatamos la ausencia de sentimientos asociados a sus actos, sobre todo que no existen signos de desórdenes disociativos o carenciales. Pero esa ausencia de remordimientos, puede ser considerada como una falla en la subjetivación adolescente consecutiva a la omnipresencia de una figura del superyó arcaico. El imago maternal primordial que constituye esta figura, no está ni integrada ni interiormente conflictualizada, pero está proyectada sobre un objeto que se ha vuelto indiferente para servir de salida a la exitación pulsional. El clivaje del yo, no es suficiente para asegurar una diferenciación minimal entre objeto bueno y el objeto malo e introduce una confusión el la cual el acto delictivo es el resultado. La emergencia de una culpabilidad transferencial podrá ser la consecuencia de una emergencia del proceso disociativo en la cura.

tatiana pellion : « cabeza en las nubes » o algunas interrogaciones construidas a partir del tratamiento de un adolescente migrañoso*

La cuestión de la migraña como manifestación del cuerpo en un adolescente es abordado, a partir de la articulación con la pulsión. Los puntos comunes entre el dolor y la pulsión y la intrincación al cuerpo propio son interrogados. La intervención del analista durante una sesión y sus consecuencias clínicas para el sujeto en su relación con la pulsión invocante y con su objeto voz es trabajada. Se desarrolla la función de la voz y de su articulación pulsional como vector entre la autoridad parental primitiva y la constitución del súper-ego del sujeto. Insistimos particularmente sobre la función de extracción del objeto voz del cuerpo propio utilizando la noción de cosa de Freud y el concepto a pequeña de Lacan y ello primero en su dimensión pulsional. La relación entre la pulsión y el objeto a pequeño durante la adolescencia es puesto de relieve.

Adolescence, 2009, T. 27, n°1, pp. 143-155.